Nuestra Historia


En 2007, un grupo de jóvenes de Buenos Aires del Movimiento de Schoenstatt se sumaron a un equipo de médicos que realizan visitas sanitarias al Chaco Salteño, al norte de la provincia de Salta. Las necesidades eran muchas, los lugares muy despojados y el deseo de comprometerse era grande. Luego de 3 años de viajes y de forjar vínculos resolvieron fomentar el ingreso, la permanencia y el egreso de la escuela secundaria, siendo este el nacimiento de Dale tu Mano como asociación civil.

En 2010 se otorgaron las primeras becas estudiantiles que implicaban una caja de útiles y espacios de apoyo escolar. Los destinatarios eran adolescentes de las comunidades wichís y chorotes.
Gracias al apoyo del equipo directivo, docentes y familias del Colegio Nro 5031 de Santa Victoria Este que nos prestaron sus instalaciones para realizar las clases de apoyo, pudimos llevar el programa en las aulas disponibles a contraturno, con la guía y asistencia de varios maestros que acompañaban en sus tareas a los becarios, y ayudando a comprender mejor el idioma, dado que muchos hablaban su propia lengua.
En 2010 empezaron 4 chicos, para terminar el 2014 con más de 30. Dale tu Mano se empezó a expandir ingresando aTucumán.

Para 2015 se formalizó la pertenencia de Tucumán como sede. El 2016 arrancó con dos sedes más: Santa María, a 17 kms de Santa Victoria Este con 20 chicos; y Salta Capital, con 20 alumnos de la Escuela Nro 8035 Ernesto Solá, del departamento de Cerrillos.
La cantidad de nuevos ingresos hizo que fuera necesario formalizar la estructura de la asociación civil y por primera vez, en 2016, se organizó una estructura rentada.
Así finalizó el 2016 con 4 sedes, una Comisión Directiva, 5 personas rentadas y más de 50 voluntarios en campo que, junto con familias, instituciones, padrinos y amigos de la asociación, hacen posible que otros puedan acceder a la formación académica y personal.

Creemos y apostamos a la igualdad de oportunidades.

2017


Durante 2017, Dale tu Mano acompañó a 219 niños y adolescentes de Salta y Tucumán. El seguimiento personalizado de cada uno de ellos es nuestro modo particular de comprometernos, y por eso profundizamos y mejoramos nuestro programa de becas estudiantiles. Actualmente, otorgamos a cada becario una caja de útiles, uniforme y elementos de higiene, a principio de año, y ellos participan de los espacios de apoyo escolar, las tutorías y los talleres de formación socio-emocional y en valores.

La beca es anual y se renueva cada año, según el compromiso de cada niño y adolescente participante.

Este año, por primera vez, otorgamos una beca universitaria que consta en abastecer las necesidades de quien estudia, solventando los gastos de residencia, universidad y materiales, así como también hay un equipo que sostiene y fomenta el crecimiento personal; una tutora, clases de metodología de estudio y la participación en talleres.
Sabemos que no somos nosotros quienes generamos el cambio, sino los mismos becarios que, siendo fortalecidos, toman las riendas de su propia vida y son los verdaderos agentes de cambio y transformación.

000webhost logo